Estética

¿Con qué cosméticos puedo limpiar mi piel?

header7

A priori todos sabríamos dar una respuesta a esta pregunta pero, ¿estás seguro de que llevas razón?

Antes de nada, ¿la piel se ensucia? ¡Claro! Si sudamos mucho, si hay contaminación en la calle etc, etc. Además la piel expulsa grasa al exterior que se mezcla con el sudor que producimos naturalmente y el agua que se traspira por la piel, produciendo lo que se conoce como manto hidrolipídico o emulsion epicutánea. Éste manto es el que mantiene la piel en buen estado, evitando que se seque mucho y que proliferen microorganismos. Ahora bien, ¿cómo la limpio?

Lo primero que se nos viene a la cabeza es el gel de ducha o el jabón de tocador que todos tenemos en el baño. ¡ERROR!

Como ya he dicho, en la piel tenemos una parte acuosa y otra oleosa, y la parte oleosa reacionará con el jabón, produciendo lo que se conoce en química como saponificación o efecto jabón. Eliminará todo el manto hidrolipídico y ya dijimos que ese manto es muy importante, por lo que dará lugar a demasiada limpieza y por tanto, tirantez, sensibilización de piel, o incluso el efecto contrario, liberando aún más grasa para compensar la pérdida. Además de eso, ese tipo de jabones tiene pH 7, demasiado básica para la piel, que tiene pH 5’5.

¿Entonces qué utilizo? Hay diferentes opciones, en función de las preferencias individuales. La más común es la leche limpiadora.

¿Qué lleva una leche limpiadora?

  • Agua: (+/- 80%)
  • Humectantes (glicerina, sorbitol, propilenglicol…)
  • Emulgentes no iónicos.
  • Fracción oleosa: Hidrocarburos, ésteres grasos (palmitato de isopropilo, oleato de
    decilo, etc), alcoholes grasos (alcohol cetílico), aceites vegetales (aguacate, almendras), parafinas, derivados de la lanolina, ceras, etc.

¿Y como funciona una leche limpiadora?

Como tiene composición afín al agua y a la grasa (los llamados tensioactivos) arrastrará con ella parte del manto hidrolipídico, pero no todo, llevándose lo que no queremos de la piel pero sin dejarla desprotegida. Se puede aplicar sobre la piel con un algodón o con las propias manos, haciendo movimientos circulares sobre todo el rostro y siempre hacia arriba. Tampoco hace falta insistir demasiado, no pretendemos que penetre sobre la piel. Una vez hayamos terminado de aplicarla, solo tenemos que retirarla con agua o con algodones impregnados en agua si vemos que no conseguimos retirarla toda.

Pero la leche limpiadora no se puede usar sola, porque esta limpieza desajusta el pH de la piel, necesitas complementarlo con un tónico tras la aplicación y retirada de la leche limpiadora. Éstos tónicos son soluciones acuosas donde se disuelven los principios activos, generalmente son sólo para recuperar el pH pero pueden tener diferentes principios activos en función de lo que se quiera conseguir (seborreguladores, astringentes, para piel sensible…)

Si consideras que la leche limpiadora es mucho trabajo y no te merece la pena usarla, hay muchas más opciones. Geles limpiadores, espumas limpiadoras… ¡hay muchas opciones! Sólo asegúrate que sea adecuada para tu tipo de piel, que no te reseca en exceso la piel y/o que no notes la piel tirante o sensible tras su uso.

También puedes aprovechar las duchas para limpiar la piel del rostro de forma específica con estos productos, ya que el agua de la ducha será una gran aliada a la hora de retirarlo, y evitarás mojar la ropa que lleves en ese momento.

Normalmente, lo ideal sería limpiar la piel con esta técnica mañana y noche.

Si necesitas desmaquillar la piel al final del día, tienes varias opciones.

  • Leche limpiadora + tónico para el rostro, gel limpiador, agua micelar…
  • Desmaquillante. Generalmente nos interesan sobre todo para desmaquillar los ojos. Hay 3 tipos:
    • Acuoso:Tienen un pH entre 7 y 7’5, que corresponde a la zona ocular. Están oftamológicamente testados. Compuestos por agua, tensioactivos anfóteros y no iónicos, ligeramente limpiadores pero emolientes, emolientes hidratantes y descongestivos solubles en agua, antisépticos.
    • Oleoso: Para desmaquillar sombras y máscaras de pestañas waterproof. Son mezclas de aceites de baja viscosidad, como miristato de isopropilo y aceites vegetales (jojoba, germen de trigo, etc), vaselina líquida, tensioactivos no iónicos.
    • Bifásico: Constan de 2 fases, una fase acuosa y una fase oleosa. Es una emulsión sin hacer, porque no hay emulgente. Es capaz de retirar la suciedad soluble en agua y la soluble en grasa. Necesita agitación antes de usar para que se forme temporalmente la emulsión.
  • Toallitas desmaquillantes: No las recomiendo como costumbre porque para mantener esas toallitas necesitan mucho alcohol, solo si las necesitas para emergencias, llevarlas en el bolso si necesitas desmaquillarte en un momento dado… pero no para diario.

A la hora de desmaquillar las pestañas, ya sea con desmaquillador de ojos normal o para maquillaje resistente al agua, recomiendo usar un bastoncillo para los oídos o un trozo de algodón en un palillo. Con un disco desmaquillante cortado a la mitad (forma de media luna), situarlo sobre la mejilla del ojo a desmaquillar, justo debajo del párpado inferior  y empapado ligeramente con agua, desmaquillante o tónico para que se mantenga en su posición, con el bastoncillo empapado en desmaquillante, arrastrar hacia el disco el maquillaje, primero con el ojo cerrado para las pestañas de arriba y abierto si nos hemos maquillado también las de abajo; evitarás partir las pestañas con la fricción y que el desmaquillante te entre en el ojo. Igualmente para la linea inferior del ojo si nos la hemos maquillado, con un bastoncillo para los oídos tendremos mayor precisión y menor riesgo de que el producto nos entre en el ojo.

Una vez limpia la piel, ya sea por limpieza rutinaria o por desmaquillado, lo ideal sería aplicar una crema hidratante y ya habríamos terminado nuestra limpieza rutinaria diaria.

La limpieza superficial que acabo de explicar no es igual a la limpieza profunda, tienes toda la información sobre ello aquí y aquí. Cada piel es diferente, por lo que tienes toda la información que necesitas aquí.

Completa toda la información que necesitas sobre el cuidado de la piel, leyendo el uso de los exfoliantes y mascarillas.

Toda esta información es aplicable a hombres, sin mayor tipo de problemas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s