Estética

¿De verdad necesitamos productos hidratantes?

header9

Nos bombardean en publicidad con cosméticos para cuidar e hidratar nuestra piel, pero ¿sabes por qué?

La función de los cosméticos hidratantes es mantener y proteger la piel, mantener la integridad del estrato corneo (la capa de la piel en contacto con el exterior) y la emulsión epicutánea (la mezcla del sudor con la grasa expulsada naturalmente por la piel, la pérdida de agua transepidérmica,etc), y proteger frente a factores externos (y a factores endógenos, propios de la persona)

La piel se deshidrata por los siguientes motivos:

  • Factores ambientales: calor seco, frio, viento…
  • Factores químicos: álcalis, jabones, desengrasantes
  • Estilo de vida. Alcohol, tabaco, contaminación, mala alimentación
  • Fármacos: diuréticos, corticoides…
  • Enfermedades: soriasis, atopía…, procesos infecciosos y otras enfermedades
  • Envejecimiento

Los cosméticos hidratantes aportan activos similares a las sustancias que están presentes en la piel y que mantienen la hidratación de forma natural.
Todos los productos hidratantes llevan estos activos cosméticos en mayor o menor medida, adaptando el producto al tipo de piel o forma cosmética (crema, serum, contorno de ojos, etc):

  • Lípidos: Son oclusivos, impiden la pérdida de agua que tiene lugar por evaporación,
    hidratan de forma pasiva y aportan flexibilidad a la piel. Cuidado, un exceso de oclusión puede dar lugar a problemas en la piel como la comedogenia (aparición de acné)

    • Aceites y mantecas vegetales: aceite de jojoba (Simmonsdia chinensis), de almendras (Prunus dulcis), de aguacate (Persea Gratissima), de zanahoria (Daucus carota), de pepitas de uva (Vitis Vinifera), de oliva (Olive Oil), manteca de cacao (Theobroma Cacao), manteca de karité (Butyrospermum parkii)…
      Se enrancian con facilidad y poseen malas características organolépticas (las
      características físicas del cosmético: aroma, tacto, color…)
    • Fosfolípidos: lecitina de soja (Lecithin), ceramidas (Ceramide): son además emulgentes, emolientes.
    • Ceras: cera de carnauba, cera de abejas, cera alba que es cera de abejas blanca
      (wax)
    • Aceites minerales: muy efectivos pero muy oclusivos. Suelen aportar un tacto graso bastante desagradable, pero son baratos y fáciles de conseguir. Ejemplos: petrolatum, parafinas (parafine), vaselinas (vaseline), hidrocarburos (acabados en ‘-ane’)
    • Siliconas y derivados: methicone, dimethicone, siloxane…
    • Miristato de isopropilo (Un líquido oleoso emoliente ligeramente comedogénico)
    • Las vitaminas liposolubles se pueden incorporar como lípidos hidratantes: vitamina A, vitamina D y vitamina E
    • Ceramidas
    • Lecitina de soja
  • Humectantes: Son sustancias higroscópicas (que reaccionan con el agua) que retienen agua en la epidermis. Si la sustancia es demasiado higroscópica y el ambiente es muy seco, podría llegar a absorber agua de los corneocitos y secar la piel. Los humectantes utilizados no suelen dar lugar a problemas: Glicerina (glycerin), sorbitol (sorbitol), etilenglicol (Etylene Glycol), propilenglicol (Propylene Glycol), glicoles polioxietilenados (se reconocen por las siglas PEG), urea…
  • Biopolímeros: Macromoléculas filmógenas (forman una película higroscópica que
    mantiene la función barrera de la piel), derivados del colágeno (hidrolized collagen),
    hidrolizados del ácido hialurónico (hialuronic acid hydrolized), derivados de la queratina, de la seda, glucosaminoglicanos obtenidos de la baba de caracol, glucosaminoglucanos obtenidos del cartílago de tiburón…
  • Componentes del NMF: (NMF: Natural Moisturizing Factor – factor hidratante natural): Moléculas hidrosolubles presentes en los espacios intercelulares del estrato corneo y en la superficie de la piel. Resultado de procesos metabólicos en la piel, principalmente de la degradación de la filagrina (proteína que se encuentra en el interior de la célula y se sintetiza durante el proceso de cornificación de la piel), responsables de la hidratación y flexibilidad de los corneocitos. Son hidrocaptores: retienen el agua en la epidermis independientemente de la humedad relativa del ambiente.
    • Aminoácidos: serina, citrulina, alanina, tirosina, otros
    • PCA: Ácido Pirrolidin carboxílico
    • Ácido láctico y sus sales: acción queratolitica e hidrocaptor
    • Azúcares: manitol (Mannitol), xilitol (Xylitol)
    • Urea: molécula de pequeño tamaño que puede traspasar varias capas de corneocitos. Queratolítica, hidrocaptora, antimicrobiano, antiedematosa. A pH muy ácido se puede descomponer dando lugar a amoniaco.

Las cremas hidratantes están compuestas de 2 fases, la fase acuosa y la fase oleosa. Si tocamos una crema hidratante y nos resulta ligera, se trata de una crema con fase externa acuosa, y si por el contrario la encontramos muy pesada, es de fase externa oleosa. La crema es una emulsión, y en la fase interna están diluidos los principios activos, que serán los que penetren en la piel. Generalmente a las pieles jóvenes les resulta más agradable las cremas de fase externa acuosa, y las pieles más secas y envejecidas, las de fase externa oleosa.

Lo ideal para mantener la piel hidratada, además de beber unos 2 litros diarios de agua, es utilizar este tipo de cosméticos para que retengan el agua en la piel, y en caso de no tenerla por ser una piel más seca, aportarle esa humectación que precisa para que se vea sana y cuidada, evitando así las rojeces, la tirantez, la descamación…

Utilizando una crema hidratante o un sérum hidratante mañana y noche para la zona del rostro debería ser suficiente para tener la piel cuidada, para corporal los cosméticos son similares solo que no se deberían aplicar en el rostro, y los del rostro no serán igual de eficaces para corporal. Por supuesto, en corporal se pueden utilizar tanto aceites como cremas, ya que la piel del cuerpo no suele engrasarse tanto como la de la cara. Aquí tienes toda la información que necesitas si quieres realizarte un tratamiento de hidratación en casa.

No olvidemos nunca que nuestro mejor aliado es llevar una vida sana, evitando el alcohol, el tabaco, haciendo ejercicio moderado de forma regular, evitar los aires acondicionados (llegan a resecar mucho la piel), la contaminación…

¡Ahora queda en tus manos escoger los cosméticos hidratantes que se adapten a tu vida y a tus gustos!

Aquí tienes toda la información sobre la cosmética como tal, los exfoliantes, las mascarillas, la limpieza facial y los tipos de piel.

Toda esta información es aplicable a hombres, sin mayor tipo de problema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s