Estética

¿Para qué sirven las mascarillas faciales?

header10

Las grandes aliadas a la hora de ocluir la piel para nuestro beneficio y que ayuden a la penetración de principios activos.

Las mascarillas faciales son cosméticos semisólidos, que se aplican durante un tiempo determinado y se retiran tras su aplicación. Una vez aplicados se evaporan sus componentes líquidos, se endurecen y adhieren a la piel, donde ejercen su función. Normalmente el soporte es inerte y sus efectos dependerán de su composición.

Se aplican generalmente en capas gruesas, dejando que se evapore el agua que contienen y retirándolas posteriormente por estiramiento (mascarillas ‘peel-off‘), con algodón o esponja para facial humedecidos. En ocasiones se pueden retirar mejor si previamente aplicas leche limpiadora si vemos que nos cuesta retirarla sólo con agua. También nos podemos retirar las mascarillas con espátulas para cosméticos, y los restos que nos queden, con agua tibia, o con un algodón o esponja humedecidos.

Hay mascarillas hidratantes, astringentes, limpiadoras, desincrustantes… según lo que quieras conseguir con ella.

Existen diferentes formas cosméticas:

  • En crema: Emulsiones a las que se les añaden tierras de distintas propiedades como bentonita (Arcilla natural de color amarillento o blanco grisáceo capaz de absorber agua en su interior e hincharse, sus propiedades son absorbente y viscosante) y óxido de cinc (Emoliente, protector cutáneo y agente de carga). No endurecen y algunas no se retiran. Son aptas para todo tipo de piel.
  • A base de alginatos: Los alginatos son coloides (dispersiones de sólidos en líquidos en las que hay muy poco líquido, muy viscosas). Se obtienen de algas marinas y son capaces de originar pastas de elevada viscosidad. Son indicadas para cualquier tipo de piel, tienen un comportamiento psudoplástico, es decir, que la viscosidad
    aumenta por agitación. Suelen ser mascarillas ‘peel-off’ que se retirar por estiramiento una vez endurecidas.
  • Terrosas o arcillosas: Formadas por sustancias sólidas como bentonita
    (arcilla), caolín coloidal, tierra de diatomeas, almidón, Ichtammol, etc. Se preparan en forma sólida y se forma una pasta mezclándolas con agua o también se encuentran
    preparadas. En próximas entradas profundizaré en el tema de las mascarillas de arcilla y derivados.
  • En gel: Contienen sustancias gelificantes como resinas vinílicas, acrílicas y carbopol. Son transparentes o semitransparentes. Se presentan en ampollas monodois, en tarro o para preparar añadiendo agua.
  • Sobre soporte: Profesionalmente se conocen a este tipo de mascarillas como “soportes impregnados” dado que llevan impregnados los principios activos sobre el soporte y se retiran por estiramiento, como las mascarillas ‘peel-off‘. Aquí tienes un ejemplo de este tipo de mascarilla.

La industria cosmética está en constante mejora, por lo que es probable que alguna forma cosmética no la mencione, pero todas cumpliran su función. Recuerda leer bien las etiquetas para asegurarte de que compras la mascarilla  que más se adapte a tu necesidad, ya sea hidratar, purificar la piel eliminando el exceso de grasa, rejuvenecedora…

Tenéis disponible toda la información de los cosméticos, productos limpiadores, exfoliantes, hidratantes, los tipos de piel y cómo se hace una limpieza facial en casa, si queréis profundizar en estos temas.

Toda esta información es aplicable a hombres, sin mayor tipo de problemas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s