Estética

Aplicaciones estéticas de las arcillas

header25

Las arcillas tienen múltiples aplicaciones en Estética y aquí encontrarás la información que buscas:

tipos_de_arcilla

En función de lo que necesite nuestra piel, elegiremos unas u otras. La más famosa es la arcilla verde, que como indica la imagen de arriba es muy buena para los clásicos problemas de la piel grasa y seborreica. Toda la información sobre los tipos de piel la encontraréis aquí.

¿Dónde se pueden conseguir?

Generalmente, en herbolarios o en establecimientos donde vendan cosmética natural. Las mascarillas de supuesta ‘arcilla’ no es lo mismo que usar la propia arcilla en polvo como mascarilla, aunque contengan algún porcentaje de la misma, pero será mucho más efectiva si se usa la arcilla en sí.

De no localizarla en herbolarios y establecimientos de cosmética natural, probad en tiendas de venta al público de productos de estética o por internet.

¿Cómo la utilizo?

Simplemente necesitas un bol de cristal de tamaño mediano o grande (preferiblemente cristal, es más higiénico que el plástico y bajo ningún concepto usaremos de metal, dado que se producen intercambios de iones entre el metal del bol y la arcilla), para facial con una brocha de maquillaje fluido podremos aplicarlo (¡recuerda lavarla y secarla bien tras cada uso!) y si vamos a aplicarnos la arcilla en el cuerpo, usaremos una brocha plana de pintor, del tamaño que más nos convenza (no, no estoy exagerando, es la mejor opción)

Hay que tener mucho cuidado con las arcillas, porque pueden llegar a enranciar con facilidad. Es preferible que si la compramos, nos la vendan en un bote cerrado antes que al peso en una bolsa de plástico. Si nos venden una gran cantidad, mantenedla cerrada en el bote, seca y lejos de fuentes de luz y de calor.

A la hora de aplicarla, generalmente en el bote nos indicara la cantidad de agua a mezclar, o nos lo explicará la persona que nos lo vende. Si vives en una zona de agua muy calcárea, es preferible usar agua mineral. También podemos hacer la mezcla con tónico adaptado al tipo de piel que vayamos a tratar, o usar alguna infusión de té blanco si queremos un efecto extra de antioxidante (sobre todo para pieles más curtidas), o té verde si queremos un efecto astringente (sobre todo pieles grasas o acnéicas). Una vez mezclada la cantidad estimada que queremos usar, simplemente nos la aplicaremos en una capa muy fina (recordad que para facial, es interesante hacerlo siempre en sentido ascendente y en la medida de lo posible, siguiendo la dirección de los músculos; también podemos aplicarla por el cuello y el escote; recordad que hay que evitar en la medida de lo posible la zona de los ojos). La arcilla hará el mismo trabajo sea el grosor de capa que sea, así que no la desperdicies. Además que será mucho más fácil de retirar. Si sobrase, aplícatela en cualquier otra zona del cuerpo. Si faltase, siempre puedes volver a hacer más mezcla.

A la hora de retirarla (sabremos cuando porque se endurece, cambia de color y no mancha), simplemente con esponjitas para facial o esponjas para la ducha y agua templada se retira a las mil maravillas. Si quedasen restos, una ducha rápida eliminará lo que quede. Es preferible eliminar la mayor parte usando un barreño y tirar ese agua por el inodoro, para evitar atrancos en las tuberías, y los restos mínimos en la ducha.

¿Además de facial se puede usar en corporal?

¡Por supuesto! Se puede usar en cualquier zona del cuerpo si se desea (obviando, claro está, los genitales; sí se podría aplicar por los senos sin aplicarse sobre el pezón y la areola, y por supuesto la zona glútea), ya que además de hacer el efecto propio de la arcilla, no hace falta aplicar ningún tipo de exfoliante dado que la arcilla hace ese trabajo por nosotros.

Si te vas a aplicar la arcilla por el cuerpo, es interesante que tengas a mano plástico para cubrir la zona tratada si lo deseas (el clásico film transparente de la cocina) y sobre todo para evitar manchar el sitio en el que te hayas colocado (aconsejo si no se tiene una camilla en casa, hacer esta aplicación sobre una cama con plástico para pintor sobre ella)

La arcilla blanca es la mejor para pieles más envejecidas, para tratar arrugas, también para pieles sensibles, con dermatitis, eccemas… y a su vez en corporal para tratar problemas de varices, retención de líquidos y celulitis. Para el cuidado de la piel más madura, tenéis información aquí.

La arcilla roja es ideal para pieles más desvitalizadas, que necesiten movilizar la circulación sanguínea y linfática y un extra de calor.

La arcilla verde es la reina anti-seborrea y anti-acné. Es realmente interesante tanto como para facial como corporal. En corporal, si se sufre acné en la espalda, por ejemplo, puede ser un gran aliado para, con la aplicación continuada, reducirlo drásticamente e incluso llegar a eliminarlo.

La arcilla más conocida es, claro está, la verde. La aconsejo para cualquier zona del cuerpo si lo que se pretende es hacer un famoso efecto ‘detox‘ sobre la piel.

Un aviso a navegantes: si padecéis de acné, es probable que la afección empeore. Sí, lo siento, pero si empeora es que es efectiva, ya que está sacando fuera todas las impurezas que estaban enterradas debajo de la piel. Si lo que buscas es precisamente que para ese evento maravilloso no te salga acné o eliminar el que ya tienes, empieza tu tratamiento para piel acnéica y/o seborreica unos meses antes, para asegurarte que para el día concreto tengas la piel estupenda. Aquí tienes todo lo que necesitas para cuidar ese tipo de piel tan específico.

¿Cada cuanto tiempo tengo que aplicarme la arcilla?

Una vez cada semana o cada 2 semanas, como una mascarilla facial habitual. Recordad que si sentís la piel excesivamente tirante durante o después de la aplicación de la arcilla, probad a espaciar a 2 semanas la aplicación o eliminarla directamente, aunque no debería ocurrir, pero cada piel es igual de única que la persona que la lleva puesta.

¿Una vez aplicada y retirada qué debo hacer?

Una vez retirada, lo mejor que puedes hacer es aplicarte tónico a toquecitos con un algodón o directamente con las manos, secar el exceso si hicimos esto último, y aplicarnos la hidratante que más nos guste.

¡Y ya habríamos terminado!

En este mismo blog tenéis toda la información sobre cosmética, limpiadores, exfoliantes, mascarillas, hidratantes, cómo realizarse una limpieza facial en casa (realmente interesante usar la arcilla verde antes de plantearse la extracción de comedones en casa, para que a la semana siguiente la piel tenga todo lo que no necesita prácticamente fuera y podamos extraerlo fácilmente y utilizar la arcilla como mascarilla nuevamente) y los tipos de piel.

Por supuesto, todo lo mencionado en esta entrada es aplicable a hombres, sin mayor tipo de problemas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s