Estética

Cuidado de la piel grasa y piel grasa deshidratada

 

header27

Ya expliqué en otra entrada los diferentes tipos de piel, y ya profundicé en la piel acnéica, pero ahora quiero explicar mejor el cuidado específico de la piel grasa y su variación, la deshidratada.

Cuidado de la piel grasa normal

La piel grasa normal, como ya dije, expulsa mucho sebo al exterior, es gruesa, brillante, con los folículos perceptibles… pero a cambio resiste muy bien las inclemencias del tiempo, los jabones y las agresiones externas en general. Tiene una gran capacidad de recuperación del pH, lo que en química se conoce como ‘tampón’.

El único problema de la piel grasa normal es el brillo graso que tanto nos molesta, la sensación grasa en la piel y que al tacto con las manos sucias puede generar acné, sobre todo en las zonas más grasas como la barbilla. Si tienes acné solo en esa zona puede ser hormonal o por contacto, tan simple como eso. Recuerda revisar el artículo sobre la piel acnéica para más información sobre el acné.

Para cuidarla es tan sencillo como seguir los pasos habituales de una limpieza superficial, con productos adaptados a la piel grasa.

cuidadodelapielgrasa

La extracción de comedones, que no del acné, es opcional cada vez que se considere necesario, pero recordad intentar seguir los pasos de una limpieza profunda normal.

¡Y ya está! La piel grasa no es verdaderamente problemática, lo único que puede llevar a ser molesta por la ya mencionada sensación grasa en la piel, que puede llegar a ser muy desagradable. Recordad que los hombres pueden utilizar estos mismos pasos.

Cuidado de la piel grasa deshidratada

Si sientes que tu piel es grasa, pero a la vez descama (‘se pela’), pero a la vez tiene zonas sensibles que se irritan, se congestionan… Tienes ante ti la piel grasa deshidratada.

Lo peor de la piel grasa, mezclado con lo peor de la piel seca. ¡Un horror! ¡Por eso debemos cuidarla con más detalle!

pielgrasa_deshidrt

Los pasos son iguales que la piel grasa, solo necesitas productos específicos en función a tu necesidad. Puedes combinar limpiadores para piel grasa, para eliminar el exceso de grasa en la piel, utilizar tónico adaptado a la piel sensible para evitar la tirantez, después aplicar una crema hidratante o sérum hidratante para piel sensible, y a la hora de usar mascarillas, ir cambiando según si lo que nos interesa es más hidratar o eliminar exceso de grasa, no es como la piel grasa normal que puede estar perfectamente hidratada y solo necesite el mantenimiento diario. Para los exfoliantes, si tenemos la piel más sensible, es preferible espaciarla que abusar de ella, y si se hace que sea de forma suave hasta dejar de notar tirantez en la piel.

El truco está en saber corregir lo que nos pida la piel en ese momento. Si la notamos más grasa que deshidratada, igual ese día usar productos más adaptados a la piel grasa normal (¡sin abusar! a menos que quieras padecer el llamado ‘efecto rebote’), si a la noche la notas más tirante, utiliza productos más adaptados a la piel sensible… y así hasta que encuentres el equilibrio perfecto, según lo que necesite tu piel.

En ambos tipos de piel está recomendado el uso de protección solar todo el año para evitar las manchas, evitar limpiar en exceso para no padecer el llamado efecto rebote e hidratar adecuadamente.

Si necesitáis más información sobre los productos a utilizar, están disponibles los artículos sobre los productos limpiadores, hidratantes, exfoliantes, mascarillas, arcillas y cosmética en general.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s